Skip to main content
Parque Nacional Popocatepetl

Parque Nacional Iztaccíhuatl – Popocatépetl (México)

El parque nacional Iztaccíhuatl – Popocatépetl es una de las primeras áreas naturales protegidas por el gobierno de México. Está asentado en las faldas y conos de la Sierra Nevada, rodeado de bellos parajes y bosques de pino, encino y oyamel donde habitan venados de cola blanca, gallinas de monte, teporingos y charas, entre otras muchas especies. En la cosmovisión de las viejas culturas indígenas del México prehispánico estos volcanes eran considerados seres vivos, con un pasado protagónico divino y heroico. El nacimiento del Iztaccíhuatl y el Popocatépetl ha dado origen a numerosas leyendas, incluyendo la del idilio de los volcanes, que se remonta a la época prehispánica.

Forma parte de la red mundial de reservas de la biosfera de la UNESCO desde 2010, aunque bajo la denominación “Los Volcanes”.

 

Ubicación

 

El parque nacional forma parte de la Sierra Nevada, un macizo montañoso de alrededor de 100 km que va de norte a sur separando las cuencas de México y Puebla; esta serranía se localiza en la parte centro-oriental del Eje Volcánico Transversal o Eje Neovolcánico, una cordillera que cruza el país de costa a costa, cercana al paralelo 19° N.

El área natural protegida está delimitada por las siguientes coordenadas geográficas:

  • Límite extremo norte 98° 40’ 18” y 19° 28’ 2”
  • Límite extremo oeste 98° 46’ 40” y 19° 20’ 29”
  • Límite extremo este 98° 37’ 28” y 19° 16’ 16”
  • Límite extremo sur 98° 40’ 27” y 19° 14’ 36”
  • En el área limítrofe de los estados de México, Puebla y Morelos, e incluye los municipios de Texcoco, Ixtapaluca, Chalco, Tlalmanalco, Amecameca, Atlautla y Ecatzingo, en el Estado de México; Tlahuapan, San Salvador el Verde, Chiautzingo, Huejotzingo, San Nicolás de los Ranchos y Tochimilco, en el estado de Puebla; y Tetela del Volcán, en el estado de Morelos.

Hacia el poniente se encuentran la Ciudad de México y el valle de Chalco, una de las regiones más pobladas del planeta; hacia el oriente las ciudades de Puebla, Atlixco, Izúcar de Matamoros y Texmelucan; y hacia el sur las ciudades de Cuernavaca, Cuautla y Yautepec.

 

Como llegar

 

  • Vía terrestre – Desde la Cd. de México

Uno de los principales accesos desde la ciudad de México, es por la carretera federal Chalco-Cuautla, pasando por Amecameca y desviándose hacia el camino que atraviesa la comunidad de San Pedro Nexapa, hasta llegar a Paso de Cortés. (De Amecameca a Paso de Cortés se recorren 23 km).

– Transporte público. En la terminal TAPO toma un camión de las rutas Volcanes o SUR y compra tu boleto hasta Amecameca, ahí podrás tomar un taxi o una combi que te transporte hasta Paso de Cortés.

– Transporte particular vía Zaragoza. Toma la calzada Ignacio Zaragoza y continúa por la autopista en dirección a Puebla; toma la desviación que va a Cuautla y Chalco, pasa la caseta y continúa por esta carretera federal hasta Amecameca (22 km aproximadamente). Al llegar al centro de Amecameca, toma la carretera que va en dirección a Cuautla; al salir del pueblo hay una desviación a mano izquierda a Tlamacas, pasa el pueblo de San Pedro Nexapa y continúa por este camino hasta llegar a Paso de Cortés.

– Transporte particular vía Xochimilco. Toma el periférico hacia Xochimilco y continúa por la carretera que va a Oaxtepec. En el kilómetro 35.5 se encuentra la desviación a Juchitepec, toma esa desviación. Al llegar a la entrada de Juchitepec, se toma a mano izquierda rumbo a Tenango del Aire, posteriormente sigue en dirección a Ayapango y Amecameca.

 

  • Vía terrestre – Desde Puebla

– Transporte público. En la CAPU de Puebla toma la línea Estrella Roja rumbo a México y compra tu boleto a San Marcos, pide que te bajen en Plaza Sendero, pasando la caseta de San Marcos. Sube el puente para atravesar la carretera y tomar la un autobús de la línea Volcanes hasta Amecameca. En el centro de Amecameca toma un taxi o un colectivo hasta Paso de Cortés.

Variante desde Cholula. Aquí también puedes tomar la línea Estrella Roja y seguir las indicaciones anteriores.

– Transporte particular. La forma más directa para llegar desde Puebla es viajar a Cholula y seguir hacia Nealtican, continuar por carretera pavimentada hasta San Nicolás de los Ranchos y Santiago Xalitzintla, a partir de este último poblado se continúa por una terracería que está en buen estado hasta llegar a Paso de Cortés (aproximadamente 22 kilómetros).

– Variante de ruta desde Puebla: Toma la autopista a México y al pasar la caseta de San Marcos 1 km adelante está la desviación a Cuautla-Ixtapaluca, inmediatamente a mano izquierda subes el puente vehicular con dirección a Cuautla hasta llegar a Amecameca.

– Variante de ruta desde Atlixco. Toma la autopista Siglo XXI y al llegar al entronque Izúcar-Cuernavaca, da vuelta a la derecha; continúa por la misma carretera hasta Cuautla y al llegar al distribuidor vial toma en dirección a Amecameca-México; sigue por esta carretera hasta llegar a Amecameca.

 

  • Vía terrestre – Desde Morelos

– Trasporte público. Toma la línea Estrella Roja a Cuautla y ahí la línea Volcanes a Amecameca. En el centro del pueblo toma un taxi o un colectivo que te lleve a Paso de Cortés.

– Transporte particular. Toma la autopista con dirección a México, luego la desviación a Tepoztlán y continúa por la misma carretera hasta Cuautla; al llegar al distribuidor vial toma en dirección a Amecameca-México y continúa por esta carretera hasta llegar a Amecameca; antes de entrar a la población está la desviación a mano derecha rumbo a Tlamacas, continúa por este camino 23 km y llegarás a Paso de Cortés.

 

  • Vía terrestre – Desde Zoquiapan

Para los que quieran visitar la zona de Zoquiapan o Llano Grande, ya sea desde la ciudad de México o Puebla, tienen que tomar la carretera federal hasta el km 53, donde se ubica el acceso principal a la zona norte del Parque Nacional.

 

Sitios de interés y actividades

 

Este parque nacional es un sitio ideal para los amantes de la naturaleza. Los alpinistas, con la preparación necesaria, pueden ascender sus cumbres, mientras que los visitantes no especializados pueden hacer caminata de media montaña o practicar el senderismo, el ciclismo de montaña, acampar, o disfrutar de un día de campo en compañía de la familia o los amigos.

En días claros, desde Paso de Cortés se puede observar, en el oriente, el Pico de Orizaba, la Malinche y los valles de Puebla y Tlaxcala; y en el poniente, el Nevado de Toluca, la Sierra de las Cruces y la gran cuenca de México.

 

Senderismo

  • Sendero Yolotxóchitl

Ubicado en los terrenos del ejido de San Juan Tehuiztitlán, en el kilómetro 19.5 de la carretera Amecameca–Paso de Cortés, es una parada excelente antes de iniciar la visita al parque nacional y adaptar el cuerpo a la altura (3,500 msnm). Este sendero muestra los trabajos de retención de suelo y “cosecha de agua” que se hacen en diversos puntos del área protegida y su zona de influencia; los visitantes reconocerán los principales servicios ambientales que ofrecen los ecosistemas de montaña: provisión de agua, oxígeno, captura de carbono y biodiversidad. Cuenta con un área de bancas donde se pueden tener, en días claros, vistas panorámicas del Valle de México y el relieve de la serranía del Ajusco. Recorrido aproximado: 30 minutos.

 

  • Sendero Cumbres de México (Módulo Recreativo)

El área de pic-nic de Paso de Cortés cuenta con asadores, mesa-bancos para comer y bancas para descansar al tiempo que se admira al Popocatépetl, algunas de ellas con acceso en silla de ruedas.

Esta zona, considerada en conjunto como un módulo recreativo, cuenta con una cabaña de usos múltiples, principalmente para la educación ambiental; y cédulas de información sobre diversos aspectos del bosque y el uso responsable del fuego.

Dentro del módulo recreativo se encuentra un pequeño sendero dedicado a las principales cumbres del país, mismas que se pueden observar desde ese punto: el Pico de Orizaba, la Malinche, el Popocatépetl y la Iztaccíhuatl.

 

  • Sendero La Recuperación del Bosque/Vivero Educativo

Estos dos senderos se encuentran a un costado de Paso de Cortés; son los más cortos del área protegida y los pueden recorrer fácilmente personas mayores y niños. Ahí se conoce la importancia, problemática y propuestas de recuperación del bosque; las etapas del desarrollo de un pino (colecta de semilla, siembra, trasplante y desarrollo) y la valoración de producir un ser vivo. Tiempo aproximado: una hora.

 

  • Sendero El Caracol (Aves de la Sierra Nevada)

Este sendero hace un recorrido en espiral por el cerro El Caracol que se encuentra frente a Paso de Cortés. En el trayecto, que va de los 3,693 msnm a los 3,768 msnm encontrarás bancas para el descanso y el goce de la naturaleza. Su forma de caracol permite observar el paisaje hacia los cuatro puntos y apreciar en todo su esplendor al Popocatépetl y la Iztaccíhuatl, así como los trabajos de restauración en la zona y el Centro de Atención a Visitantes. Si el día es claro, hacia el oriente podrás observar la Malinche, el Pico de Orizaba y el valle de Puebla; y hacia el poniente el Ajusco, el Zempoala, la Sierra de las Cruces y el Nevado de Toluca, además de toda la gran cuenca de México y la zona urbana.

Este sendero está dedicado a las aves de la Sierra Nevada y su importancia en los ecosistemas de montaña. La caminata es de aproximadamente una hora.

 

  • Sendero Teporingo

Se ubica en la zona de uso público de Paso de Cortés y tiene una longitud de 500 metros. Está dedicado al teporingo o zacatuche (Romerolagus diazi); a través de cédulas didácticas se abordan los aspectos más relevantes de su biología y ecología. Esta especie, también conocida como conejo de los volcanes, es endémica del Eje Neovolcánico (no se encuentra en ningún otro lugar del planeta), y se encuentra en peligro de extinción; razón por la cual es la especie emblema de este parque nacional.

 

Recomendaciones

– Selecciona correctamente tu calzado. Para caminar en la montaña es fundamental usar calzado confortable, que nos sujete el tobillo si es posible, ya que el terreno es desigual y pedregoso; un esguince de tobillo suele ser el resultado de un calzado muy de moda o muy bonito pero poco eficaz para la montaña.

– Elige bien tu ropa. Prendas cómodas y adecuadas al clima; abrigadora durante el invierno e impermeable durante las lluvias (de mayo a septiembre).

– Cuídate del sol. El sol de montaña puede ser dañino para tu piel, es conveniente que uses gorra, gafas de sol y protector solar.

– Hidrátate bien. Lleva siempre agua contigo.

– Escoge el itinerario según tu capacidad. Hay que tomar en cuenta la edad, forma física y ganas de andar. Un mismo recorrido puede ser un gran paseo para unos y un auténtico calvario para otros.

– Infórmate previamente. Por dónde caminar, cuánto tiempo puedes tardar en ir y volver, qué desnivel tiene el recorrido, a quién recurrir en caso de emergencia.

– Todo senderista ama la naturaleza y por lo tanto la respeta; no se lleva ningún elemento del entorno: plantas, animales, hongos, tierra, musgos, etc., como tampoco deja basura en su camino.

 

Fuente: Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (CONANP)

banner_mexico

Comentarios

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *