Skip to main content
Cotopaxi2

Parque Nacional Cotopaxi (Ecuador)

El volcán Cotopaxi, un cono nevado casi perfecto que se yergue a 5.897 metros de altitud es algo único en el planeta y es quizá, junto a Galápagos, el mayor símbolo de nuestra geografía natural reconocida en el mundo entero.

Millares de montañistas de todas las nacionalidades han logrado su cumbre y otros tantos sueñan con hacerlo. Debido a que se encuentra en el centro del callejón interandino y muy cercano a varias ciudades como Quito y Latacunga, el Parque Nacional Cotopaxi es uno de los más visitados y seguramente donde muchas personas tocan por primera vez la nieve.

El imponente Cotopaxi, uno de los volcanes activos más altos del mundo, domina todo el paisaje del área protegida, que también incluye otros dos más pequeños, el Morurco (4.880 m), pegado al Cotopaxi, y el Rumiñahui (4.722 m), también muy cercano. El Cotopaxi se encuentra en la zona denominada “Avenida de los Volcanes”, nombre que el naturalista alemán Alexander von Humboldt en 1802 dio al conjunto de volcanes de la Sierra centro y norte del Ecuador. El ecosistema predominante en el parque es el páramo, con su flora y fauna especiales, por lo que la vegetación principal es de pajonal y pequeños arbustos de altura.

 

Como llegar

 

Ubicación

Situado entre las Provincias de Cotopaxi, Tungurahua, Pastaza y Napo.

 

En auto

Desde Quito

  • Ingreso control Caspi. Para ingresar al parque se sigue por la vía Panamericana sur (tramo Quito – Latacunga) hasta el kilómetro 42, donde se encuentra el desvío para el ingreso al Parque. Desde aquí son 15 minutos por una vía asfaltada para llegar al puesto de control.
  • Ingreso control Norte. Se toma la Panamericana Sur hasta Machachi para luego seguir hasta el poblado de Güitig. Desde aquí se continúa por el camino empedrado hasta llegar al Pedregal. A 20 minutos se llega a la caseta de control.

 

Sitios para visitar y actividades

  • Volcán CotopaxiEl Cotopaxi también maravilla por su forma perfectamente cónica, su manto de nieves perpetuas y yana – sacha, una enorme pared de roca negra que parece un ojo, visible desde el norte. El cráter mide 800 metros de diámetro y 334 metros de profundidad.
    Volcán Rumiñahui y laguna de Limpiopungo El volcán Rumiñahui es una montaña llena de picos que le dan una apariencia agreste. Nos recuerda al último guerrero indígena que resistió heroicamente la invasión española y cuyo nombre significa “rostro de piedra”. Los picos son paredes de 800 metros de alto que rodean la caldera que colapsó probablemente por el vaciamiento violento de la cámara donde se alojaba el magma. La laguna de Limpiopungo se encuentra a 3.800 metros de altitud y cubre 200 hectáreas aproximadamente.
    No tiene un borde claro como otras lagunas sino que el terreno a su alrededor se va haciendo paulatinamente cenagoso. Tiene muchas plantas de totora entre las que anidan los patos; alrededor de la laguna vuelan gaviotas andinas y otras aves.

 

  • Valle Encantado y Cañón del Río PitaEn el lado oriental del parque, entrando por Machachi, se encuentra el Valle Encantado.
    Desde aquí se pueden observar las huellas de la erupción más reciente del Cotopaxi: lahares (ríos de lodo ahora cubiertos por musgos y arbustos muy resistentes) y piedras, a veces enormes, que salieron como bombas del volcán.El río Pita corre a través de un encañonado que se va adentrando en bosques y áreas agrícolas fuera del parque, donde forma cascadas impresionantes. Este es uno de los ríos que provee el agua potable que se consume en Quito.

 

  • Sendero Páramo: Sale y regresa al Centro de interpretación. Se puede apreciar el encañonado de Mishauaico y las especies de la zona. El recorrido es de apenas 1 kilómetro y de dificultad baja.

 

  • Sendero Laguna de Limpiopungo: Sendero elevado por el borde de la laguna. Existen miradores para la observación del paisaje y de las aves acuáticas de este sitio: gallaretas, patillos y gaviotas. Desde aquí se aprecia también el volcán Rumiñahui.

 

  • Refugio José RivasDesde la entrada al parque se recorren unos 20 kilómetros hasta llegar al parqueadero bajo el refugio. El camino está señalizado y normalmente se llega sin problemas. Se alcanza el refugio luego de caminar aproximadamente una hora desde el estacionamiento, que está a 4.500 metros de altitud.El Refugio es de nivel avanzado debido a la fuerte pendiente. Existen también áreas para acampar y hacer picnic como La Rinconada y Condorhuayco.
    Se encuentra en el Parque Nacional Cotopaxi y fue construido por el Club de Ascencionismo del Colegio San Gabriel en la década de los 70´s, antes de la declaratoria del área protegida. El MAE en el año 2013 adquiere la infraestructura he inicia su remodelación, la cual contempla la ampliación de la infraestructura incrementando los espacios para alojamiento y alimentación, así como las baterías sanitarías, se instala aislamiento térmico en paredes, cubierta y piso. La obra se encuentra concluida y ha sido concesionada junto con las facilidades de El Boliche. Inversión: $382.086,15Servicios del Refugio:Acceso a refugios limpios, con oferta de alimentación acorde a las actividades de acenso.
    Facilidades con valor agregado para alojarse como parte del proceso de acoplamiento previo a la coronación de los volcanes.
    Espacios con oferta de alimentación para visitantes del día, que van por otras motivaciones como visita de nevados, glaciales, conocer la nieve.
    Servicios complementarios como venta de artesanías
    Integración de las comunidades vinculadas a las reservas en la cadena de valor.

 

Servicios

  • En el sector conocido como Mariscal Sucre se encuentra un centro de interpretación que cuenta con varias salas de exposición, una tienda de recuerdos y cafetería. A 4.810 metros de altitud se encuentra el refugio “José Ribas”.

 

Recomendaciones

 

  • Vestimenta: Ropa abrigada, poncho de aguas o chompa impermeable en caso de lluvia o garúa. Calzado apropiado, tipo botines de media caña en caso de caminatas medianas o largas.

 

  • Caminata hacia el refugio: Hay personas a las que les afecta la altura, en especial durante la caminata desde el parqueadero hasta el refugio del Cotopaxi. Camine lento y haga varias paradas para que el cuerpo se acostumbre a la altura. Si se sienten mareos o dolores de cabeza, es mejor descansar o incluso descender.

 

Biodiversidad

 

Ecosistema

Al proteger mayoritariamente el ecosistema de páramo, resulta muy interesante conocer las adaptaciones de la vegetación para soportar y desarrollarse en un clima tan riguroso.

Las condiciones extremas del páramo hacen que las plantas desarrollen adaptaciones especiales. Según estas características pueden ser agrupadas en “formas de vida”. Seguramente, la forma de vida más abundante es la del pajonal: plantas con hojas largas y delgadas (que no parecen hojas) que no pierden tanta agua como las hojas anchas de la mayoría de plantas comunes. Las hojas permanecen en la planta tras su muerte, protegiendo a las frágiles hojas jóvenes y flores del centro del penacho. Los arbustos, comola chuquiragua, poseen hojas pequeñas y resistentes para soportar la escasez de agua utilizable. Muchas plantas crecen como densas almohadillas, generando un microclima interior que protege los delicados órganos jóvenes. Las rosetas sin tallo, como la achicoria y una de las valerianas, crecen contra el suelo y con sus hojas juntas para guardar humedad y generar calor. Los pocos árboles (como yaguales y kishwares) poseen hojas pequeñas, duras, peludas y brillantes para protegerse del frío y la radiación, y tallos que guardan el calor y el agua. Hay muchas hierbas, como gencianas, helechos y cachos de venado, que aprovechan la cercanía a estas otras plantas para vivir en el páramo.

El Cotopaxi tiene una hierba con su nombre, la Cotopaxia asplundii, de la familia del apio y que crece cerca de la laguna de Limpiopungo. Caminando por el páramo es relativamente fácil ver conejos, zorrillos e incluso venados y comadrejas andinas, conocidas como chucuris, así como gavilanes, guarros, quilicos y gaviotas andinas surcando el cielo. Con mucha suerte se pueden ver cóndores y bandurrias. En la laguna de Limpiopungo se ven gallaretas o fochas andinas y patos andinos nadando.

Flora

En el parque existen cuatro pisos climáticos o zonas de vida: el bosque húmedo de montaña, el páramo pluvial sub-andino, tundra pluvial andina, y el piso nival.

El bosque húmedo montano representa la parte más baja del Parque, entre los 3.400 y 3.900 m.s.n.m.; con temperaturas entre los 6º y 12º C y precipitaciones promedio de 1.000 a 2.000 mm por año. La característica principal es que sus árboles se encuentran deformados y son de poca altura, son bosques de muy difícil acceso y hay pocas muestras de esta zona dentro del Parque: ej. Cráter del volcán Rumiñahui y flancos occidentales del Cotopaxi; esto se debe a las actividades de pastoreo y quema anual, aunque en los últimos años estas acciones se han reducido considerablemente, ayudando un poco a la recuperación de este ecosistema. En 1981 en una investigación se encontró como especies más abundantes Stipa ichu (paja de páramo) y musgo. En menor cantidad se encontraron especies como: Halenia weddelliana (Tarugacacho), Gentiana sedifolia (Lligllisisa-sachamor), Bromus pubescens, Alchemilla orbiculata, Archirophorus quitensis, Pernetia sp. Chuquiragua jussieui (Chuquirahua) y Licopodium sp. En las parte más bajas de esta zona, se encuentran algunas especies de árboles entre las que sobresalen: Oreopanax andreanus (Pumamaqui), Prunus serótina Capulí) y Gynoxys sp. (Yanachilca-chilca negra).

El páramo pluvial Sub-Andino comprende entre los 3.900 y 4.400 m.s.n.m. con temperaturas de 3º a 6º C y precipitaciones de a 1.000 a 2.000 mm por año. Esta zona ocupa una buena extensión del Parque, principalmente en las faldas de los volcanes Cotopaxi y Rumiñahui. Dentro de su flora, vemos todavía la predominación de la paja de páramo, líquenes y licopodios.

La tundra pluvial Andina localizada entre los 4.400 a los 4.700 m.s.n.m., temperaturas promedio de 1,5º a 3º C y precipitaciones anuales de 1.000 a 2.000 mm. La gran característica es que la vegetación forma colonias y las gramíneas desaparecen ya que esta zona se encuentra especialmente debajo de la zona nival y de los arenales. Una de las principales representantes son las conocidas almohadillas (Werneria sp.), y el Senecio (Culcitium canescens); además, encontramos musgo, líquenes y algunas otras especies en menor cantidad.

El piso nival incluye toda la superficie cubierta por nieves y glaciares en donde no existe ningún tipo de vegetación. En el volcán Cotopaxi, la nieve empieza a partir de los 4.800m de altura promedio, aunque actualmente hay zonas como su lado occidental inicia a los 5.100m y en sus flancos orientales este nivel puede iniciarse desde los 4.600 m. de altitud.

Fauna

Entre los mamíferos que habitan en el parque se encuentra los camélidos sudamericanos como la llama, así como existen manadas de caballos salvajes en los sectores norte y oriental del parque. También existen venados de cola blanca, oso de anteojos, puma, conejos silvestres, el lobo del páramo, la cervicabra, el zorrillo, la zarigüella o raposa, el ratón topo, y la comadreja andina.

Las aves más importantes son el gavilán, halcón, pato, búho, lechuza, el caracara, el cóndor, el tucán andino y colibríes.

 

banner_ecuador

Comentarios

Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *